Spolin Law Anula Segunda Convicción Defectuosa por Asesinato en un Lapso de Seis Meses

Spolin Law attorneys Matthew Barhoma, Caitlin Dukes, and Aaron Spolin celebrate with client R.H. and case manager Hemi Tann

Algunos de los abogados de Spolin Law celebran con el cliente días después de que sale de prisión. En la foto (de izquierda a derecha): Matthew Barhoma (abogado y asesor jurídico), Caitlin Dukes (abogado), Aaron Spolin (abogado), R.H. (cliente), Hemi Tann (Gerente de Caso)

Spolin Law logró justicia en otro caso hace unas semanas cuando los abogados de la firma anularon con éxito una condena por asesinato para un cliente inocente que había sido condenado por asesinato. Esta fue la segunda condena por asesinato revocada que la firma ha logrado en los últimos seis meses para diferentes clientes. (Para ver información sobre casos exitosos anteriores, visite la sección Premios y Medios del sitio web de Spolin Law).

El cliente había sido condenado por asesinato en primer grado (Código Penal 187), intento de asesinato (Código Penal 664/187) y robo con arma de fuego (Código Penal 211) en 2004 y había estado bajo custodia estatal desde su arresto en 2002. Desde entonces, ha intentado apelar su condena varias veces y con diferentes abogados. Él contrató a Spolin Law para manejar la petición más reciente (y exitosa) hace varios meses. Los abogados de apelaciones de la firma que manejaron su caso incluyeron al ex fiscal Aaron Spolin, al abogado y asesor jurídico Matthew Barhoma y a la ex fiscal Caitlin Dukes. La Sra. Dukes condujo el argumento oral para Spolin Law basado en la presentación escrita del bufete. El abogado Winston McKesson, el abogado personal del cliente desde hace mucho tiempo, también estuvo presente y brindó una valiosa asistencia que ayudó a la presentación escrita del bufete y al argumento oral sobre el asunto.

La condena por asesinato del cliente fue defectuosa por varias razones. Primero, el cliente, que tenía 15 años en ese momento, no estaba realmente presente en la escena del crimen. Fue declarado culpable debido a que su huella digital parcial estaba en el automóvil en la escena del crimen y un testigo ocular que describió a uno de los ladrones adolescentes que tenía “un afro”. Después de que ocurriera la condena, el testigo ocular aclaró que en realidad no había visto al cliente en la escena del crimen. La segunda falla en la condena por asesinato resultó del hecho de que el cliente fue condenado bajo la teoría del “asesinato por delito grave” que desde entonces se ha eliminado de los libros de leyes. Específicamente, el cliente fue condenado por “asesinato” porque la ley anterior establecía que una persona podía ser condenada por asesinato incluso si participaba en un delito grave y durante el curso de este delito una persona murió involuntariamente. Según la ley anterior, una persona podría haber sido culpable de asesinato incluso si no quisiera dañar físicamente a nadie y no tuviera idea de que ocurriría una muerte. La corte se basó en esta segunda línea de argumentos para revocar la condena por asesinato.

El juez de la Corte Superior James Otto, al revocar la condena por asesinato, determinó que el cliente no era un “participante importante que actuó con imprudente indiferencia hacia la vida humana”. Esta determinación fue el principal argumento para los abogados del caso. (Tenga en cuenta que los resultados exitosos anteriores no garantizan un resultado similar en un caso futuro).

La foto de arriba fue tomada en la oficina de abogados de Spolin, donde algunos de los miembros del equipo celebraron la liberación del cliente y le dieron un certificado de regalo de Men’s Warehouse de $300 (una tradición del bufete) para ayudar a su avance profesional. El cliente estuvo presente con su esposa, quien nunca había perdido la fe en él durante los diecisiete años, cinco meses y dos días de prisión. Ella, y el cliente, habían perdido muchas otras apelaciones, pero nunca se dieron por vencidos. Al final, el cliente ganó su libertad y ahora puede comenzar su vida de nuevo. Él ya tiene un trabajo dando conferencias y presentaciones sobre condenas injustas y cómo vivir una vida libre de delitos.

Para hablar con uno de los abogados de Spolin Law sobre este caso o cualquier otro asunto de derecho penal, llámenos al (866) 617-9620. El bufete maneja asuntos estatales y federales poscondenatorios.